Se le llama planta de luz a toda maquinaria que pueda convertir energía de un tipo determinado en energía eléctrica, y que esta se pueda emplear para suministrar electricidad a equipos y/o instalaciones.

Los generadores eléctricos más comunes emplean sistemas de combustión a base de gasolina, diésel o gas propano; aunque se han desarrollado nuevas tecnologías que emplean fuentes de energía alterna como solar, eólica y biocombustibles.

Las plantas de luz requieren de un sistema de arranque el cual permite poner en marcha la maquinaria (un pulso de corriente o un jalón mecánico). Una vez puesta en marcha se empieza a quemar el combustible el cual permite mover un embobinado alrededor de un imán permanente (o electroimán en el caso de las plantas más grandes) lo que produce una corriente eléctrica.

En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de plantas y generadores de luz para garantizar el óptimo suministro de energía eléctrica, dependiendo de nuestras necesidades. Contacta a los asesores de Comercializadora y Servicios Rocelli para consultar más sobre nuestras opciones en venta, renta y mantenimiento de plantas de luz, y aprovecha al máximo tu presupuesto.